sábado, 25 de enero de 2014

Galletas de vainilla con fondant

Muy buenos días!! después de tomarme unas vacaciones reposteras, he vuelto por fin, la verdad es que a veces me da pereza el simple hecho de pensar que receta hacer, y mira que será por libros donde una pueda inspirarse, o blogs maravillosos que cada 3 días publican, pues nada, que no llegaba mi inspiración. Hasta que de repente, me vino a la mente exactamente la idea de hacer unas galletas decoradas asi, con fondant (un palo que yo toco bastante poco, más bien nada), pero lo tenía claro, y decidí ir a comprar un paquetito de estos que venden de 250gr, y me puse con ello. A mi me han gustado bastante, a mi hijo ni os cuento, y a otras personas que las han probado dicen que están muy buenas, asi que, sin más rodeos, vamos a por ellas. Que las disfrutéis...

P.D. ¡¡Saben como las pastas!!













0

Ingredientes:

160 gr. harina
1 sobre de preparado de pudín de vainilla
100 gr. mantequilla (temperatura ambiente)
70 gr. azúcar glass
1 yema de huevo
1 pizca de sal

Decoración:

1 paquete de fondant amarillo
Rodillo texturizador
Cortador de galletas
Pegamento comestible (a la venta en tiendas de repostería). Si no tienes, utiliza miel o agua
Pincel (que sólo utilices para repostería)
Boquilla

Receta:

Mezclamos el azúcar glass con la mantequilla (yo lo hice con cuchara de madera), hasta obtener una textura cremosa. Añadimos la yema de huevo y mezclamos bien. Tamizamos la harina, el sobre de pudín de vainilla y la pizca de sal, se lo añadimos todo a la mezcla anterior hasta obtener una masa homogénea (en mi caso, mezclo en este paso con las manos hasta hacer una bola. Hacemos una bola, la envolvemos en papel film y a la nevera. Mientras precalentamos el horno 160ºC calor arriba y abajo. Sacamos la masa de la nevera, la estiramos con un rodillo sobre papel film, que no queden muy gorditas. Las vamos dejando en la bandeja del horno y las metemos unos 10-12 minutos, que no se doren (en mi horno, 10 minutos y quedaron muy ricas y blanquitas). Dejamos enfriar sobre una rejilla. Para decorarlas, estiramos el fondant con un rodillo, que no quede muy gordito, después, pasamos el rodillo texturizador por encima (si no tienes, puedes utilizar cualquier objeto que encuentres por casa que tenga un relieve chulo y pasarlo por encima), y con el cortador de galletas vamos cortando la misma forma de nuestras galletas, con la boquilla hacemos el agujero de enmedio y lo pegaremos a la galleta con un poco de miel o agua, a modo de pegamento (yo utilizé pegamento comestible). Presionamos levemente y dejamos secar. Las podéis consumir inmediatamente o guardar en una lata de galletas.

Detalles de la receta: 

.Como veréis, las mías no son muy finas, pero bueno, para la próxima intentaremos mejorar.
.Si lleváis un ratillo mezclando y véis que os cuesta que ligue la masa, que queda como muy arenosa y no sale una bola ni de coña, echarle un chorrito de leche, a mi me ha funcionado...
P.D.1.