miércoles, 4 de abril de 2012

Torrijas de toda la vida

Si, de toda la vida, las torrijas de leche o de vino, en este caso son de leche, no he querido investigar nuevos sabores, esta vez no, vamos con lo tradicional. Si nunca has hecho torrijas, esta es una buena ocasión para hacerlas. Feliz Semana Santa.














Antes de la receta, quiero agradecer a http://cosasricasdegaby.blogspot.com.es/ , por darme también el premio Liebster Blog (ya lo tengo en mi vitrina, pero repitooo), y por darme un premio precioso, premio "TU ESTILO", en esta ocasión se lo doy a todos los blogs que me siguen, que me encantan, y que todos tienen estilo, va por vosotr@s!!
Para realizar esta receta necesitamos:

200 gr. De azúcar blanca
Pan para torrijas (yo lo he comprado en el Mercadona)
La peladura de un limón (sin la parte amarilla)
Canela en polvo
1 Rama de canela
1/2 litro de leche (yo usé semidesnatada)
2 huevos
Aceite girasol

Para el almíbar:

Miel y agua

Receta:

Ponemos al fuego un cazo con el azúcar, la leche, la peladura del limón y la rama de canela. Lo dejamos hasta que esté bien caliente y apunto de hervir, lo retiramos. Dejamos enfriar para que coja bien los sabores. Una vez frío, retiramos la rama de canela y la peladura de limón. Ponemos a calentar en una sartén abundante aceite, batimos los huevos, y vamos mojando las rebanadas de pan en la leche (que se empapen bien), y después en el huevo, las vamos friendo y las ponemos en un plato con papel absorbente, echamos por encima un poco de canela en polvo y azúcar blanca. Ahora ponemos en un cazo 4 cucharadas soperas de miel y le echamos unas 5 o 6 cucharadas soperas de agua. Lo calentamos hasta que veamos que ha cogido una textura líquida y retiramos. Vamos mojando cada torrija en este almíbar y las vamos colocando sobre una fuente de cristal. Ahora si que están listas para comer. Guauuu.