viernes, 21 de marzo de 2014

Cupcakes de chocolate blanco con palitos Mikado

Pero que ganas tenía ya de hacer cupcakes... y aquí los tenéisssssssss, por fin algo que no sabe a mantequilla solamente, si no que también puede saber a chocolate blanco, ufffff, que bueno oye. Aunque no a todo el mundo le gusta este chocolate, si es tu caso, puedes hacerlo con chocolate negro o chocolate con leche... que probaré pronto, por cierto.
Y como una no nace sabiendo, pues buscando buscando, encontré a la magestuosa Alma Obregón de Objetivo Cupcake donde da una receta fabulosa de buttercream de chocolate blanco, y como no quería fallar, que mejor que dejarme guiar por sus pasos. Asi que, me puse manos a la obra, busqué mis mejores moldes, mi manga desechable, boquilla pastelera, Mikados y virutas de chocolate blanco.
Como detalle os cuento, que estos moldes no los llené demasiado porque me daba miedo que rebosaran o que ardiesen en el horno, si, como lo leéis, pensé que este tipo de moldes no eran aptos para hornear, y de hecho no me despegué de la puerta del horno por si las moscas... y nada más lejos, resisten y quedan monísimos.., eso si, yo los hice a baja temperatura, que no me terminaba de fiar!! ¡Ayyyy que cosas tengo madre! Hasta pronto...














Ingredientes para la masa y su horneado, receta aquí

Para el frosting de chocolate blanco necesitamos:

250 gr. mantequilla sin sal (punto pomada)
250 gr. azúcar glass
150 gr. chocolate blanco para repostería (Nestlé)

Derretimos al baño maria o a pequeños toques en el microondas el chocolate blanco, lo dejamos hasta que temple.
En el bol, echamos la mantequilla y el azúcar, batimos a velocidad baja 1 minuto. Después 2 minutos a velocidad media-alta, quedará más clarita la mezcla, por último, añadimos el chocolate blanco derretido (casi frío), y batimos otros 2-4 minutos, hasta que se integre el chocolate y la masa sea homogénea y apta para cubrir los cupcakes.