viernes, 26 de mayo de 2017

Galletas de avellana

Cómo pasan los días y yo sin pasarme por aquí.  Como llevo una racha sólo haciendo galletas, de momento es lo que vais a ver por aquí. Quizá debería cambiar el nombre de blog y adecuarlo a mi nueva racha, algo así como ani galletas o ani y sus galletas. Ya lo pensaré, quizá lo haga😁. Aquí las galletas no duran más de una semana, se las comen antes, por eso intento buscar recetas de galletas para que tampoco se aburran de ellas, comiendo siempre las mismas... Y buscando de nuevo por la Red,  encontré una receta de unas galletas tipo campurriana sin gluten y sin leche. Como aquí afortunadamente podemos comer de todo, adapté la receta a mis necesidades y son un triunfo total. La receta que he adaptado es de una página llamada Cocinasin , os la recomiendo si tenéis a alguien en casa con alguna alergia o intolerancia alimentaria.
Os dejo con mi versión. Hasta pronto.











Ingredientes:

-60 gr. Avellanas tostadas sin sal molidas (para conseguirlas ponemos las avellanas en un picador y las molemos)
-125 gr. Azúcar moreno
-400 gr. Harina de bizcocho con levadura incorporada
-1 huevo M
-125 gr. Margarina

Decoración:

-Miel

Receta:

Ponemos la margarina en un bol y la Derretimos un poquito en el microondas (sin que llegue a derretirse del todo). Añadimos el azúcar y  batimos hasta tener una mezcla cremosa. Añadimos el huevo y batimos hasta que se integre bien. Incorporamos la avellana molida y mezclamos todo bien. Por último echamos la harina tamizada y removemos poco a poco hasta tener una masa homogénea y compacta, como se muestra en la foto de arriba. Precalentamos el horno 200 °C calor arriba y abajo y vamos haciendo bolitas de unos 25 gr. Y las aplastamos un poco. Las depositamos sobre la bandeja (que tendremos forrada con papel de horno) dejando un poco de separación entre cada una. Con una brocha de repostería le Untamos por encima un poco de miel. Horneamos 10 minutos o hasta que se doren un poquito.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y volvemos a untar con la brocha de repostería un poco de miel sobre cada una (opcional) si es asi, dejamos que se sequen y guardamos (en mi caso en un bote de cristal).