domingo, 8 de septiembre de 2013

Rosas Cheesecake light (molde Silikomart)

Hola a tod@S!! ¿Qué tal esas vacaciones? Por fin puedo decir ¡ He vuelto!, si, ya era hora, llevo 2 meses sin encender el horno, bueno, sólo para hacer algunas cosillas, pero nada dulce. Yo creo que necesitaba un descanso repostero, esto me ha servido para volver con más fuerza, nuevas ideas y ganas de dar lo mejor de mi cabecita. Y como el verano ya termina, yo lo quiero coronar con algo realmente suave, nada empalagoso y muy sutil. Si encima lleva queso cremoso light, pues mira, eso que no nos llevamos a la boca. Y tengo que dar las gracias a SilikoMart, que me hizo llegar este molde tan bonito que veis. Fácil de limpiar (lo prometo) y fácil de desmoldar (también lo prometo). Espero que os guste...













Para realizar esta receta necesitamos:

100 ml de nata cocinar
3 cucharadas soperas de Maizena
140 gr.Azúcar blanca
400 queso cremoso light
1 huevo y 3 yemas
1 cucharadita de esencia de vainilla
frutos rojos y su jugo (yo compré una lata que venden en Mercadona)
Molde

Receta:

Primero precalentamos el horno 175ºC calor arriba y abajo. Yo lo hice de la siguiente manera y sin complicarme, en un bol mezclé el queso crema, el azúcar, la nata, la Maizena y la esencia de vainilla, poco a poco mezclándolo con unas varillas de mano, después añadí el huevo y las yemas, seguí removiendo con cuidado y finalmente eché unos cuantos frutos rojos (el jugo se lo eché al servir). Una vez que la masa era homogénea, la dispuse en los moldes. Lo tuve en el horno unos 40 minutos. Ya sabéis que cada horno tiene lo suyo, si veis que con ese tiempo no es suficiente, pues vais comprobando con un palillo. Finalizado el tiempo, lo dejamos enfriar y desmoldamos. Lo servimos con una cucharada sopera por encima de frutos rojos y su jugo. Está muy pero que muy rico. ¡Hasta pronto!