viernes, 4 de diciembre de 2015

Brownie de chocolate, naranja y albahaca

Últimamente estoy yo muy atrevida, nunca pensé que tendría sentido mezclar naranja y albahaca, al menos en un brownie. Pero si, y su matrimonio es perfecto, chocolate, naranja, albahaca... Una vez más, el olor que sale del horno me deja anonadada, ¡jolín que bien huele!. Y de sabor, ¿cómo estará?. Pues es un sabor interesante, apetecible, y deja al final una pequeña nota de sabor a albahaca que me encanta. Y si por encima le echas sirope de chocolate (como ha hecho mi señor marido), pues ya ni oscuento, ni las migas ha dejado. Bueno pues nada, nos vemos en la siguiente, ya tengo en mente la receta y la decoración, a ver si consigo todos los ingredientes. Hasta luego!






Ingredientes:

-150 gr. Nueces peladas
-15 gr. Albahaca fresca
-114 gr. Chocolate para postres (tipo chocolate negro para repostería Nestlé) o chocolate fondant.
-180 gr.  Mantequilla sin sal
-300 gr. Azúcar blanca
-3 huevos talla M
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-ralladura de una naranja
-1 pizca de sal
-125 gr. Harina de trigo

Receta:

Precalentamos el horno 170°C, calor arriba y abajo. Forramos un molde cuadrado con papel de horno. Picamos las nueces y la albahaca (reservamos). Derretimos la mantequilla y el chocolate, y después le añadimos el azúcar, huevos, vainilla, naranja, sal, y la mezcla de albahaca y nueces. Mezclamos con cuchara de madera, y añadimos poco a poco la harina.  Mezclamos hasta que esté integrado. Horneamos unos 25 minutos aproximadamente*. Lo dejamos enfriar antes de cortarlo.

*Detalles a tener en cuenta:

-Cómo yo he utilizado un molde cuadrado algo grande, me ha quedado un brownie más fino, de ahí que en 25 minutos lo tenga listo. Si utilizas un molde cuadrado más pequeño (te quedará más alto), quizá lo tengas que dejar unos 5 minutos más (comprobar con un palillo). Y lo de siempre, que cada horno calienta de una forma, estar pendientes...
-Consejo: leí en algún sitio, que podía derretir el chocolate en el microondas en posición de descongelar, unos 2 minutos, luego remover y volver a meterlo unos segundos, y así.  De esta forma no quemaremos el chocolate.