sábado, 30 de noviembre de 2013

Kugelhopf de chocolate (postre popular alemán)

Hoy os traigo algo diferente, con un nombre poco común y que se suele tomar en Alemania. Es un pan, en este caso bizcocho mármol. Su textura es dulce y seca, si le untamos mermelada o lo que más nos guste, sabrá delicioso. Aunque no las tenía todas conmigo, al final ha quedado muy bien, y como aqui en casa no se podían aguantar, pues le falta un trozo en casi todas las fotos, luego claro, se me empezaron a ocurrir escenarios para fotografiar el bizcocho, y no quedaba tan bien, pues le faltaba ese pedazo que os digo. No se si lo habéis probado alguna vez, pero su sabor es muy rico, y lo recomiendo para desayunar.
Os espero en mi facebook por si queréis intercambiar alguna idea o recomendarme algún postre.
Y aprovecho para dar las gracias a los que siempre me ponéis algún comentario en cada entrada, sois majísimos.
Un abrazo.

















Ingredientes:

200 gr. harina
3 huevos
100 gr. chocolate negro (onzas)
175 gr. azúcar blanca
25 gr. almendra molida (yo las tenía con cáscara, las abrí y las piqué, se nota la diferencia)
1 cucharadita de levadura tipo Royal
1 cucharadita estracto de vainilla

Para cubrir:

Vasito de agua caliente
140 gr. azúcar glass tamizado
45 gr. cacao puro tamizado

Receta:

Precalienta el horno 150ºC y engrasa con mantequilla un molde acampanado. Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas (a pequeños golpes de calor) y reservamos.
Mezclamos las almendras molidas con la harina. Batimos los huevos con el azúcar y el estracto de vainilla, hasta que doble su volumen. Incorporamos poco a poco la mezcla de harina, removiendo lentamente. Añadimos el chocolate y removemos un par de veces para crear el efecto mármol. Vertemos la mezlca en el molde y metemos en el horno unos 30 minutos o hasta que esté firme (esto, una vez más, dependerá de nuestro horno). Dejamos enfriar en el molde unos 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla, hasta que enfríe. Para cubrirlo, calentamos un vasito con agua, mezclamos el azúcar glass con el cacao y echamos muy poco a poco el agua, removemos, hasta tener una textura apta para cubrir. Que lo disfrutéis.