domingo, 18 de diciembre de 2016

Galletas especiadas de Navidad

Cada vez más convencida de que las galletas hechas en casa son las mejores. Ahora que ya estamos casi casi en Navidad, se me han antojado estas galletas tan especiales, un sólo bocado me recuerda a ese aroma tan de estas fechas, unas galletas blanditas y especiadas, la mezcla de canela, clavo y jengibre, le confieren ese sabor tan delicioso.
Gracias a los moldes  que me ha enviado Silikomart, hemos podido además, disfrutar de unas chocolatinas muy bonitas de motivos navideños y que ya han puesto el broche de oro a estas fantásticas galletas.













Ingredientes:

-250 gr. Harina de trigo
-150 gr. Mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
-60 gr. Azúcar blanca
-50 gr. Azúcar moreno
-1 cucharadita de canela en polvo
-2 cucharaditas de jengibre en polvo
-1 cucharadita de clavo en polvo
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-Una pizca de sal
-1 huevo M

Para decorar:

-Azúcar glass
-Chocolatinas moldes Silikomart

Receta:

Tamizamos la harina, las especias (jengibre,  canela y clavo) el bicarbonato y la sal, reservamos. Por otro lado batimos con unas varillas eléctricas o si no tenemos, con unas varillas manuales, pero muy enérgicamente, la mantequilla y los dos tipos de azúcar, hasta conseguir que se integren muy bien, le añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que se integre también. Para añadir los ingredientes secos (harina, especias, bicarbonato y sal) utilizaremos una cuchara de madera, lo integramos bien hasta que quede una masa homogénea. Hacemos una bola con las manos. Dividimos la masa y entre dos papeles de film o papel de horno la estiramos, con un grosor de unos 0,5cm. Lo llevamos a la nevera. Mientras Precalentamos el horno 180°C, calor arriba y abajo, cuando éste caliente el horno,  sacamos de la nevera la masa y con nuestros cortadores con formas navideñas, iremos cortando las galletas. El resto de la masa, permanecerá en la nevera hasta hacer la siguiente tanda. Las Horneamos durante 10 minutos aproximadamente. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Espolvoreamos azúcar glass. Para las chocolatinas, fundimos chocolate negro y con una cucharilla vamos rellenando el molde. Lo llevamos al congelador hasta que endurezca. Desmoldamos.

Detalles a tener en cuenta:

-Si os cuesta encontar clavo en polvo, machacar en un mortero un puñadito de clavo y después pasarlo por un colador.