viernes, 20 de enero de 2012

Galletas agrietadas de chocolate

Estas galletas son un vicio, crujientes por fuera y blanditas por dentro, con esto no tenéis excusa, ¡este fin de semana tienen que caer! Si tenéis hijos y os apetece sorprenderles, animaros a hacer esta receta, se van a divertir mucho.


Fundiendo chocolate


Rebozando las bolas en azúcar glass

Blanquitas las metemos en el horno

Una vez que salen del horno, a enfriar en un rejilla

Se pueden conservar en una caja metálica

Recuerda, por fuera crujiente, por dentro blanditas, ¡ummmm!

Para hacer esta receta necesitamos:

400 gr  Harina
125 gr Mantequilla (del tiempo)
1 Sobre de levadura Royal
Azúcar glass para rebozar
300 gr Chocolate fondant (en el Mercadona tienen un buen precio estas tabletas)
3 huevos
1 Pellizco de sal
155 gr de Azúcar

Receta:

En primer lugar vamos a fundir el chocolate, yo lo he hecho al Baño María, al ser bastante chocolate no me apetecía estar con golpecitos de calor en el microhondas. Una vez fundido el chocolate, le añadimos la mantequilla (tiene que estar blandita), y removeremos hasta que se quede totalmente ligada la mantequilla al chocolate. Por otro lado batimos los huevos con el azúcar, si quieres ir más rápido, hazlo con una batidora, ya que tienen que doblar su volumen, si no, pues a mano. Ahora, en el bol donde teníamos el chocolate mezclado con la mantequilla, le añadimos poco a poco y removiendo la mezcla anterior de huevos y azúcar. Una vez que lo tenemos bien mezclado, con un colador o tamizador, vamos tamizando la harina con el sobre de levadura y la pizca de sal. Volvemos a mezclar bien de nuevo hasta que quede una masa color chocolate.  Lo dejamos durante 5 minutos reposar y tapamos el bol con papel film, lo metemos a la nevera 2 horas. Transcurrido este tiempo, precalentar el horno 170º (sin ventilador) y mientras, en un recipiente vamos a echar azúcar glass, iremos formando bolas y las rebozaremos, tienen que quedar totalmente blanquitas. Vamos a ir poniéndolas  en la bandeja de horno (previamente forrada con papel vegetal), procura no ponerlas muy juntas que crecen un poco. Las tendremos durante unos 15 minutos. Una vez que estén hechas, déjalas enfriar en una rejilla. Para su conservación, mejor meterlas en una caja metálica. Ya veréis que cosa tan rica. ¡A Comer!