miércoles, 2 de octubre de 2013

Pastas de almendra (las de siempre)

Después de una buena recolecta, hay que aprovechar todas las almendras, y que mejor forma de hacerlo que con estas maravillosas, estupendas, divinas, sabrosas, dulces, sanas e imperfectas en su forma y a la vez perfectas Pastas de almendra. Recuerdo cuando era niña haberme comido más de una, dos, tres... vamos, que yo solita me zampaba mogollón de ellas. También recuerdo ese sabor, siiiiii, ese saborrrrrrr... Ayyyy, en fin... Pues nada, ahi queda eso, y aqui quedan estas fotos y la receta, para que degustéis estas ricas pastas. Receta adaptada del blog http://labrujitamarilu.blogspot.com.es/2010/02/galletas-de-almendra.html .

Le dedico esta entrada a mi hermana Mayte, ¡eres una fenómena! Hasta pronto...











Para realizar esta receta necesitamos:

100 gr. de harina de trigo
100 gr. almendras molidas
1 huevo
4 cucharadas rasas de azúcar
Ralladura de un limón
3 cucharadas de mantequilla
Almendras enteras para decorar

Receta:

Precalentamos el horno 180ºC calor arriba y abajo.
Mezclamos la mantequilla con las almendras molidas y el azúcar hasta obtener una pasta cremosa. Añadimos la harina y la ralladura del limón. Por último echamos la mitad del huevo batido. Trabajamos la masa lo menos posible, sólo para que se unan los ingredientes. Con una cuchara pequeña de café, vamos cogiendo porciones, las hacemos una bola y las aplastamos un poco. Las vamos poniendo sobre la bandeja del horno (recuerda poner papel vegetal). No las pongas muy juntas, que haya espacio entre ellas. Con el huevo batido que nos quedaba, pintamos con una brocha cada galleta y le ponemos las almendras. Las tendremos unos 15 minutos (dependerá de cada horno) o hasta que se vean doradas pero blanditas. Trascurrido el tiempo, las dejamos con cuidado enfriar sobre una rejilla.